Inicia capacitación de testigos sociales

Jul 10, 2018

El programa surge a partir del Plan Estratégico 2030 de Nuevo León y de la colaboración de la Universidad de Monterrey con la Contraloría del Estado y otras instituciones educativas locales

San Pedro Garza García, Nuevo León.- Si bien es cierto que algunos de los conceptos regentes del gobierno es la protección de sus ciudadanos y el buen manejo de los recursos, la realidad es que el Estado también necesita de la ayuda de la ciudadanía.

Es por esto que en el Plan Estratégico 2013 del Consejo de Nuevo León se estableció como una de sus prioridades crear protocolos para la detección e investigación de actos de corrupción. Para lograr una gobernanza más trasparente, se creó el programa de testigos sociales.

El arranque del curso de 36 horas, las cuales serán dividas en un mes, fue el martes 10 de julio en la Sala de Juicios Orales de la UDEM, y fue dirigido por José Quiroga Castañón, coordinados de la Comisión de Gobierno Eficaz y Transparencia del Consejo de Nuevo León, en representación de Carlos Salazar Lomelín, presidente ejecutivo del Consejo Nuevo León.

En el presídium también estuvieron presentes Rafael Ibarra, director del departamento de Derecho y Ciencias Sociales de la UDEM; Juan Manuel Adame, director de Educación Continua y Desarrollo Profesional de la Universidad Autónoma de Nuevo León; Pablo de la Peña Sánchez, director de la sede Monterrey en la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, y Héctor Garza Sánchez, director de Transparencia Gubernamental y Calidad de la Contraloría del estado.

“Nuestro objetivo es crearle capacidades al sector público, habilidades. Nosotros queremos formalizar la relación sociedad-gobierno, no como uno constataría, sino como un tema de soporte y ayuda”, expresó sobre el curso Quiroga Castañón.

El licenciado continuó delineando que la figura ideal de un testigo social tendrá un conocimiento amplio del marco legal, sus capacidades estarán certificadas y tendrá un buen manejo de los reglamentos. Todo esto se enfocará para que los testigos sociales trabajen en combatir la corrupción en tordo a los ejes de la prevención, la detección y la sanción del delito.

El programa busca incorporar a más ciudadanos capacitados en los procesos de adquisiciones del gobierno y estará dividido en una introducción al marco normativo y a los principios básicos de los proceso; en un análisis del marco legal y las funciones de un testigo social, y finalmente, en un caso práctico.

El proyecto surge a partir de la colaboración de la Universidad de Monterrey con la Contraloría del Estado, el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la U-ERRE, el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, El Colegio de la Frontera Norte y la Universidad Metropolitana de Monterrey, quienes unieron fuerzas para crear un curso de capacitación para testigos sociales.

Previo al comienzo de la primera instrucción de los futuros testigos sociales, los miembros de presídium firmaron un acuerdo simbólico, con el cual se comprometen a tratar de hacer más trasparentes los procesos legales del gobierno y a fomentar la participación ciudadana en los mismos.

“El conocimiento y la confianza que ustedes inyecten en el proceso es algo muy importante para la vida pública. Cuando se tiene un peso moral fuerte, aunque la ley no lo contemple, puede ser algo tan importante como un propio reglamento”, aseguró Quiroga Castañón.

Con información UDEM-eitmedia.mx