Cómo es la dieta de los atletas veganos

Abr 16, 2018

Clara de huevo y kilos de bife no son la única receta para conseguir músculos de acero. Por eso, cada vez hay más deportistas que desafían el sentido común y demuestran que un cuerpo fibroso también puede lograrse a base de vegetales.

El mejor ejemplo es el del vegano Patrik Baboumian, considerado uno de los hombres más fuertes del mundo. Su dieta solo incluye papa, arroz, avena, leche de soja y una amplia variedad de frutas y verduras, eso le alcanza para levantar 550 kilos.

Es que las carnes y sus derivados no son la única fuente de proteínas. “Existe el mito de que la proteína vegetal es incompleta o de menor calidad, pero en el reino vegetal están todos los aminoácidos esenciales, lo que pasa es que para obtenerlos hay que comer variado”, indica la licenciada Karen Cámera, especialista en nutrición deportiva.

 

La población general debe consumir 0,8 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal, mientras que un deportista de fuerza necesita entre 1.5 y 1.7. Claro que esa cifra no es fácil de alcanzar sin incluir carnes en la dieta, por eso los atletas veganos deben recurrir a los suplementos proteicos.

Esto era un problema un tiempo atrás, ya que la mayoría de estos complementos (conocidos en el mercado como whey) se elaboran a partir del suero de la leche, pero en los últimos años se lanzaron alternativas veganas a base de soja, arvejas, arroz, girasol, etc.

“Los veganos deben cubrir las necesidades de proteínas con legumbres, frutos secos y semillas. Este aporte es clave, sobre todo luego de la actividad física, cuando hay que compensar las reservas gastadas”, indica María Florencia Ramos, licenciada en nutrición y codirectora de Maestro Estética.

Y si de leches vegetales se trata, la “única que aporta proteínas es la de soja”, aclara Cámera.

 

Pero a la hora de construir músculos hay algo más importante todavía que el grupo de alimentos: el superávit de calorías. Por eso, seguir un plan calórico restringido y, al mismo tiempo, aumentar la musculatura son objetivos incompatibles. “Si la intención es bajar grasa hay que comer menos calorías de las que se gastan y elegir alimentos pobres en grasas, mientras que para ganar masa muscular hay que ingerir más calorías de las que se gastan”, indica Cámera, autora del libro “Comé bien, corré mejor”.

Ramos amplía la idea: “Se necesita buscar un balance calórico positivo y combinarlo con un adecuado aporte proteico y un buen entrenamiento”.

Otro error es pensar que la alimentación vegana es sinónimo de saludable, ya que las papas fritas y las gaseosas cola también son veganas, todo depende de qué alimentos se elijan. “La dieta vegana es adecuada para los deportistas siempre y cuando esté bien planificada”, explica Cámera.

 

A luz de los resultados que obtuvieron atletas de elite como el ultramaratonista Scott Jurek, el nadador Murray Rose, el levantador de pesas Kendrick Farris y, la más conocida, Serena Williams, la dieta vegana y el éxito deportivo son compatibles.

Quizás el caso más paradigmático sea el Carl Lewis, cuyo récord como velocista le valió el apodo de El Hijo del Viento. Este atleta se convirtió al veganismo en pleno apogeo de su carrera y contó la experiencia en el libro “Muy vegetariano”, de Jannequin Bennett: “En 1991, ocho meses después de hacerme vegano me sentía cansado y pensé que era la falta de proteína procedente de la carne, pero mi doctor me explicó que esa sensación se debía a la necesidad de más calorías (…) cuando las incrementé no solo recobré mi energía, sino que tuve mi mejor año como atleta”, contaba el campeón olímpico.

Ahora se entiende porque la fuerza de Popeye provenía de una lata de espinacas.

 

 

Fuente: Clarin.com – eitmedia.mx

Life&Style – Estilo – Vida - Novedades - Periódico Digital - Portal de Noticias - Portal Informativo - Últimas Noticias - Periódico - Noticias - News - Lo que pasa - Último Minuto - Portal Web - Mundo - Mundo Digital - Informativo Digital – Media -Medios