Gerson Gómez

Sep 18, 2020

Más allá de la izquierda


En el paraíso político federal administran los redimidos. Quienes besaron el manto de su santidad. Los reciclados del PRI y del PAN. Los arrepentidos de sus malos haberes. 

Esos personajes jamás votaron por Andrés Manuel ni en el 2006 ni en el 2012. Tampoco refrendaron en marchas o manifestaciones su adhesión. Son tantos los cuadros de la izquierda histórica desplazada.  

Los olvidados yacen en sus tumbas. En la paliada de jamás conocer la victoria. Los baños de pueblo de Andrés Manuel lo privaron de su visión nacionalista. Le han convertido en el Porfirio Díaz con sus científicos. 

Ahí está Manuel Bartlett, el responsable de la suciedad de las elecciones de 1988. El sequito completo de Alfonso Romo Garza, empresario del grupo “Andrés Manuel es un peligro para México”. Los acompañó la ahora magistrada Margarita Ríos Farjat, una gris académica. Toda una generación servil de colaboradores de las empresas de Romo Garza. 

Más allá de la izquierda del 2006, Andrés Manuel se ha colocado en una frágil posición. Sus aliados del defenestrado Encuentro Social venderán sus espacios. Ellos representan la sección conservadora del protestantismo mexicano.
Andrés Manuel no representa el comunismo internacional. Ni siquiera la izquierda aguerrida y lumpenizada. 

Andrés Manuel López Obrador no es Lutero en la iglesia. Tan solo un monje de cuarta con ideas a tropezones. Anclado en la derecha mundial como Bolsonaro en Brasil. 

 

 

Last modified on Jueves, 17 Septiembre 2020 22:47