Gerson Gómez

Jun 28, 2020

La conjura contra México VIII


 

Después del segundo ajuste presupuestario a la baja, dirigió un mensaje en domingo a la nación. Les explicó la necesidad de aumentar del 16 al 20% los impuestos. Sería de manera temporal. También a medicinas, consultas médicas, libros y revistas, eventos musicales, venta de artículos culturales y artesanías.
 
Ajustar el cinturón es urgente. Tendremos la imposibilidad de sostener los programas sociales. Los precios de la canasta básica, de acuerdo a la inflación, escalonaran sus costos, comenzando con la tortilla, el frijol, el huevo y el aceite.
 
Todas las cámaras empresariales y de inversionistas extranjeros apoyaron sus medidas. Incluso el Wallstreet dedicó el editorial del lunes sobre la visión del presidente. Una perspectiva de progreso sin medias tintas.
 
Con el dólar en venta en 32 pesos por unidad y el salario mínimo apenas en los 92 pesos, la venta de gasolinas y disel, la premiun en 28 pesos el litro y la regular en 26, los transportistas exigieron el incremento inmediato a las tarifas del 100 %.
 
Sin necesidad de mucha negociación, ante la amenaza de  paro nacional, el presidente ordeno en bajo decreto, la protección del transporte. Asegurando la tarifa más alta para los empresarios del ramo.
 
Tenemos un pueblo con sobrepeso. Es momento de comenzar a usar la fuerza de la nación. Podré el ejemplo. Todas las mañanas estaré dando vuelta en bicicleta por el bosque de Chapultepec. Por precaución y logística permanecerá cerrado de 6 a 9 am. El cuerpo de guardias presidenciales será el encargado de la seguridad.
 
“Menos peso y más salud” lema sugerido al IMSS y al ISSSTE. Soy el ejemplo de una sociedad consciente. La bici y las largas caminatas harán de los mexicanos, en su trayecto al trabajo, el cambio de mentalidad de cara a la mitad del siglo XXI.

 

Last modified on Domingo, 28 Junio 2020 22:58