Omar Elí Robles

Sep 19, 2019

Viejos pretextos en nuevas obras


Un año con el expediente en sus manos y ahora resulta que se pone en suspenso la sanción a Jaime Heliodoro porque tienen que estudiarlo todo.

Obvio que se negocia… obvio que se escucha… obvio que no se puede revelar lo que en realidad ocurre.

Pero si van a jugar al menos practiquen… al menos busquen variantes.

Esa vieja historia, esa vieja explicación la expresaron otros y otras desde ahora hasta tiempos inmemoriales.

En este juego de perder-perder en que se metieron, es imposible evitar que Samuel García se cuelgue una medalla.

Es más, al PRI y al PAN les conviene sacarlo, porque si lo dejan, Samuel va a tener más de dos años para vociferar y señalar a los diputados de otros partidos quienes le impidieron librar a Nuevo León de esa plaga.

Si lo quitan, Samuel se lleva las palmas pero el mérito le va a durar dos semanas, porque llegado el nuevo gobernador o gobernadora, él o ella tendrán los reflectores.

Y en dos años van a tener tiempo de sobra para encontrarle periquitos o guacamayos.

Pero bueno…

Lo de Samuel tiene arreglo… lo de la ambición de los legisladores… ¡eso sí que no!

Last modified on Jueves, 19 Septiembre 2019 01:35