El Cerro de la Grilla

Feb 17, 2020

Las candidaturas de MORENA: Camino al bilimbique


Por: Agapito Treviño

 

 

EL PAVOROSO DESPLOME DEL PEJE PREJIDENTE trae a la morenacada en crisis… acá en Nuevo León.

Ya el índice de aceptación está en los 40 bajos, y si las cosas siguen igual, va a caer a niveles del 30 medio… porque lo suyo no es un bajón, es caída libre.

Bajo esa circunstancia… ¿es conveniente pelear candidaturas de MORENA en el 2021? ¿Vale la pena esa apuesta?

Porque La Tía Tatis y amigos que le acompañan están seguros de que El Peje les haría ganar la gubernatura gracias a toda la gente a la que están apoyando con lana.

Me temo que si la tendencia se mantiene, allá por julio o agosto las candidaturas de MORENA serán como bilimbiques.

Y ES QUE EN NUEVO LEÓN TODOS LE apuestan a una realidad que no va a darse: El voto de arrastre.

Algunos le apuestan a Pedro Bello, alias Samuel García, porque creen que los votos para el Senador serán para ellos o ellas.

No se dará de arriba hacia abajo, ni de abajo hacia arriba… eso marcan los científicos de la mercadotecnia política.

Así que no se hagan ilusiones en cuentos chinos.

EN EL PRI LA LIGA SE HA TENSADO más, mucho más… y vamos a llegar al punto de no retorno.

La oportunidad de cuadrar un dream team se agota en menos de 15 días, cuando se defina quién queda en la dirigencia estatal.

Si para entonces no se acordó ya quién será candidato y qué va a tocarle a cada quién, ¡ya valió!, van a quedar sin Juan y sin las gallinas.

El NatiBross puede ser factor determinante… no hay muchos quienes puedan sentar a los bandos, y los fregadazos están a peso, así que alguien debe mediar.

Todos reconocen que esa es la salida… pero hasta hoy, no le mueven.

EN EL PAN, MIENTRAS TANTO, SI NO es el Inge Rodríguez no habrá candidato ciudadano.

Los ex rectores del Tec ya dijeron que muchas gracias, pero no.

Y al Inge no le convence la idea de ir a una interna contra Vitoque LaFontaine, quiere designación.

El partido no arranca y eso enloquece a Rulo Barbastengas, quien está desesperado por escuchar la bendita frase: “San Pedro es tuyo”.

Ya se arrancó, de los puros nervios, como ocho centímetros de pelo en los cachetes.

Lo peor: No hay por donde pegarle al Mike Treviño y lograr tambaleo.

 

Last modified on Martes, 18 Febrero 2020 01:40