Medvedev: "saber que vencí a Novak hace este triunfo más dulce"

Sep 14, 2021

Cada oportunidad perdida de ganar tu primer título de Grand Slam solo agranda la presión la próxima vez que llegas a una final. Solo que esta vez, Daniil Medvedev, quien había perdido sus dos primeras finales en este tipo de torneos (US Open 2019 y Australian Open 2021), sabía que la carga de las expectativas era mucho mayor para su oponente.

Novak Djokovic estaba a un partido de completar el Grand Slam calendario, y convertirse en el segundo hombre de la Era Abierta en lograrlo (primero desde Rod Laver en 1969). Pero el hito se le escapó al serbio porque Medvedev estuvo a la altura de su tercera final de Grand Slam: se impuso con parciales de 6-4, 6-4, 6-4. Pero por más que el resultado indica mucha superioridad, hubo mucho trabajo antes y durante el partido.

“Siempre hablamos de táctica antes del partido con mi entrenador, el día anterior. Por lo general, toma cinco, diez minutos. Retomamos algunas cosas pequeñas. Probablemente dónde voy a servir, qué voy a hacer durante los puntos”, dijo Medvedev. “Pero por ser contra Novak, tomó como 30 minutos. ¿Por qué? Porque... es tan bueno que cada partido es diferente. Cambia sus tácticas, cambia su enfoque... ¿Estaba en su mejor momento? Quizás no hoy”.

Antes del encuentro, Medvedev tenía récord negativo de 3-5 contra Djokovic, y de 0-2 en Grand Slams. El ruso de 25 años se repuso a todo: al contexto y al favoritismo (quizá desbordado) de su rival. “Él tenía mucha presión”, continúa analizando las razones de su contundente triunfo. “Sabía que no podía darle servicios fáciles porque eso es lo que le gusta. Entonces ese era el plan. Incluso debido a la confianza en muchos momentos difíciles, me las arreglé para hacerlo bien”.

Medvedev se convirtió en el primer hombre desde Rafael Nadal en 2010 y el segundo desde Ivan Lendl en 1987 en perder solo un set en su camino hacia el título del US Open. Se convirtió en el noveno campeón de individuales masculino del US Open en los últimos 14 años y el quinto en este periodo en conseguir su primero en Flushing Meadows después de Juan Martin del Potro, Andy Murray, Marin Cilic y Dominic Thiem.

“Nunca se sabe si vas a lograr un título de Grand Slam en tu carrera. Por eso siempre dije: ‘Si no lo hago, solo quiero saber que hice todo lo posible’”, dijo Daniil. “Este es mi primer Grand Slam. No sé cómo me voy a sentir si gano un segundo o un tercero. Este es mi primero, así que estoy muy feliz. Significa mucho para mí”.

¿Celebración? Seguro tendrá, aunque ahora mismo no sepa cómo. Algo se le ocurrirá. Algo distinto, en todo caso, así como su festejo en pista. Tras el punto para campeonato, se dejó caer hacia un lado, como suele hacer cuando juega Fifa en Play Station. “Se llama la celebración del pez muerto. Con algunos amigos pensamos que sería legendario. Me lastimé un poco. No es fácil hacerlo en canchas duras. Pero estoy feliz de haberlo hecho legendario para mí”. 

El joven de 26 años dijo que se habría sentido igual de eufórico sin importar a quién hubiera derrotado por su primer título de Grand Slam. Pero hacerlo contra el No. 1 del mundo, que perseguía igualar el Grand Slam Calendario de Rod Laver en 1969, lo hizo aún más especial.

“Lo siento por Novak porque no puedo imaginar lo que siente. Pero saber que vencí a alguien que tenía récord de 27-0 en un año en Grand Slams, contra el que perdí en Australia y quien iba por una gran historia, definitivamente hace este triunfo más dulce. Me da confianza para lo que vendrá”, añadió el No. 2 del FedEx ATP Rankings.

 

Fuente:https://www.atptour.com

eitmedia.mx