Ciberpiratas en guerra contra Costa Rica Unsplash

Ciberpiratas en guerra contra Costa Rica

May 17, 2022
El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, apenas lleva 10 días en el cargo, y ya unos piratas informáticos le declararon la guerra por negarse a pagar 10 millones de dólares exigidos para liberar información secuestrada.

Se trata de la banda Conti Ransomware, que ya amenazó con "derrocar" a Chaves si el gobernante, un exfuncionario del Banco Mundial que asumió la presidencia el pasado 8 de mayo, no le paga el doble de lo exigido inicialmente.

Los hackers replicaron así al estado de emergencia decretado por Chaves ante los sucesivos ciberataques contra plataformas gubernamentales, entre ellas el Ministerio de Hacienda y las autoridades aduaneras del país.

Además, le subieron la parada al Gobierno de Estados Unidos, que ofreció 10 millones de dólares de recompensa para quien brinde información que facilite la captura de los delincuentes informáticos, que vienen dando que hablar hace un tiempo ya.

"Sólo paguen antes que sea demasiado tarde. Su país fue destruido por dos personas. Estamos decididos a derrocar al gobierno mediante un ataque cibernético. Ya lo hemos hecho. Hemos mostrado toda la fuerza y el poder", emplazó Conti en sus canales.

Costa Rica comenzó a percatarse de los ataques de este grupo, presuntamente asociado a Rusia, en abril pasado, en las postrimerías de la administración del presidente Carlos Alvarado, y estuvieron dirigidos a los sistemas de pago de impuestos y de aduanas.

Además, el "randomware" infectó las bases de datos en diversas instituciones públicas, como la Caja Costarricense del Seguro Social y el Fondo de Asignaciones Familiares, y afectaron el pago de salarios a los empleados estatales.

"Exhortamos a cada residente de Costa Rica a movilizarse contra su gobierno para que nos paguen tan pronto como sea posible (…) Si vuestro Gobierno no puede estabilizar la situación, quizás valga la pena cambiarlo", agregó Conti en un reciente manifiesto.

La agrupación le dio una semana de plazo a la administración Chaves para pagar, o de lo contrario borrarán toda la información que mantienen retenida mediante una encriptación.

 
SECUACES INTERNOS

En un mensaje a la nación tras el nuevo ultimátum, Chaves aseguró que Costa Rica está bajo un ciberataque terrorista, y fue más allá al asegurar que los hackers foráneos tienen compinches internos.

"La guerra, y no estoy exagerando, es contra un grupo terrorista que aparentemente tienen filibusteros en Costa Rica que están traicionando a la patria", afirmó el jefe de Estado en rueda de prensa para explicar los pormenores de la emergencia.

El mandatario acusó a la administración anterior de haber hecho poco para enfrentar el problema que explotó el pasado 17 de abril, y que además demoraron en entregar información indispensable para intentar atajar la crisis.

"No sabemos, no tenemos información de quién nos está pagando impuestos bien y mal. Hay una afectación enorme en el proceso de comercio internacional ya que el sistema TICA de Aduanas no está funcionando2, lamentó el presidente.

Chaves agregó que se están pagando salarios casi a ciegas, a partir de planillas viejas, y ni siquiera es posible auditar la ejecución del presupuesto general de la nación.

Precisó que 27 instituciones están bajo ataque, 9 de ellas gravemente afectadas, en particular el Ministerio de Hacienda, a cargo de los ingresos y gastos del Estado, con el supuesto propósito de asfixiar las finanzas públicas.

 
DEFENSAS ACTIVADAS

De momento, las defensas corren a cargo del Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), la Comisión Nacional de Prevención del Riesgo y Atención de Emergencias y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Dichas instituciones desarrollan un protocolo de acciones para repeler el ataque y, de cierta manera, inmunizarse ante futuras agresiones mediante la prevención de toda vulnerabilidad cibernética.

A su vez, el experto en delitos informáticos Juan Baby aseguró al diario La República que presumiblemente los hackers que atacaron al Gobierno costarricense ya vendieron en la "dark web" la información sustraída.

"Cuando se les paga a estos grupos, se tiene un 70 por ciento de probabilidades de que lo que te den sea una llave para desencriptar la información, nada más", agregó Baby, certificado como hacker ético y con experiencia militar en Israel.

En tal sentido, insistió en la necesidad de asumir con seriedad el tema de la seguridad informática: tantos años de subestimar este asunto cada vez más acuciante tendrá un costo demasiado alto.
 
 
Fuente: Mundo.Sputniknews.com
Last modified on Martes, 17 Mayo 2022 12:33