Vehículos eléctricos sobre riel EFE

Vehículos eléctricos sobre riel

Jul 09, 2019

¿Coches, autobuses, camiones y furgonetas eléctricos que recargan sus baterías mientras circulan por a la carretera?.

La tecnología para hacer realidad este objetivo se instalará  en un tramo de un kilómetro de una calle cercana al centro de Lund, una de las principales y más antiguas ciudades de Suecia, situada al sur de este país escandinavo. Se probará en los autobuses urbanos en un proyecto de que durará desde 2019 a 2022.

El futuro funcionamiento a gran escala de este sistema, basado en un riel instalado sobre el asfalto que trasmite electricidad  a un accesorio desplegable incorporado a los bajos del vehículo,  podría ayudar a reducir el tamaño de las baterías y aumentar  la autonomía de los vehículos eléctricos, según los desarrolladores de esta tecnología, la firma Elonroad (http://elonroad.com) .

Este prototipo para recarga en circulación se añade a otras dos soluciones tecnológicas con el mismo objetivo que se están probando con camiones en dos carreteras suecas, si bien difieren en la forma de transferir la energía eléctrica a los vehículos.

En un tramo de la carretera E16 en Sandviken, los vehículos industriales reciben la electricidad desde una catenaria eléctrica situada a gran altura sobre la calzada, mediante un colector situado en su techo, de forma similar  a los trolebuses. 

Por su parte, en la carretera 893 cerca de Arlanda, en las afueras de Estocolmo,  los camiones se conectan a un riel electrificado empotrado en el pavimento mediante un brazo móvil situado en su parte inferior, de forma parecida al sistema de Elonroad.

 

ELECTRICIDAD DE LA CARRETERA AL VEHÍCULO.

 

La tecnología de Elonroad incluye un riel conductor colocado en la superficie de la carretera en el centro de la calzada, y un segundo dispositivo conductor, desplegable y replegable, instalado debajo del vehículo, que recibe la electricidad al tocar el riel eléctrico por medio de unos contactos deslizantes.

El riel está activo solo cuando se coloca encima un vehículo eléctrico,  por lo que es seguro en los entornos urbanos, además de fácil y rápido de instalar afectando poco al asfalto.

Este dispositivo bajo el suelo se compone de segmentos cortos que se van energizando de forma separada y sucesiva, y transfiere electricidad con una potencia de hasta 240 kilovatios (kW) y un 97 % de eficiencia, según esta firma.

El riel conductor, que puede instalarse sobre el asfalto o empotrarse en él, está conectado en uno de sus extremos a una estación de energía eléctrica mediante un cable de alimentación, mide 5 centímetros de alto y 30 centímetros de ancho y tiene sus lados inclinados para que los vehículos puedan pasar por encima con suavidad al cambiar de carril en la carretera.

Cada uno de los segmentos cortos que lo componen cambia a la polaridad positiva cuando un vehículo pasa por encima, entregando a los tres contactos deslizantes de su parte inferior una corriente estable para cargar su batería.

Este sistema cuenta con un diseño y recursos técnicos que impiden que le afecten la lluvia, la nieve o el hielo o que sufra fugas de corriente.

Un sistema de luces LED trazadoras ilumina una serie puntos sucesivos del riel unos metros por delante y detrás del vehículo, a medida que éste se desplaza por encima, señalizando en color verde el tramo anterior y en color rojo, el tramo posterior.

El carril eléctrico será instalado  en las principales carreteras y autopistas, aunque no en toda la extensión sino a intervalos.  

“Si un automóvil recorre un kilómetro en la carretera eléctrica tiene cargar para circular otros dos kilómetros con la energía que cargó allí. Calculamos que todos los autobuses eléctricos de Lund podrían operar electrificando solo la carretera principal de la ciudad por la que pasan todos", señala Zethraeus a la revista FAST.

 

BATERÍAS MÁS PEQUEÑAS Y MAYOR AUTONOMÍA.

 

"Este concepto de carretera eléctrica también permite cargar automáticamente todo tipo de vehículos eléctricos cuando están estacionados y reduciendo la necesidad de que lleven baterías grandes y pesadas", informa a Efe Dan Zethraeus, director ejecutivo y fundador  de Elonroad.

"El sistema de prueba y demostración de Lund, respaldado por el  consorcio Elväg Syd, en el que participan universidades, el sector público y empresas privadas,  y la Administración de Transportes de Suecia (Trafikverket),  es la primera vía eléctrica con sistema de alimentación a nivel del suelo probado para autobuses en una ciudad", asegura Zethraeus.

Añade que su riel eléctrico es adecuado para ciudades y autopistas y permite cargar los vehículos "tanto en circulación como aquellos estacionados en aparcamientos o en paradas de taxis, situándolos  encima de un tramo individual de riel de pocos metros de longitud". 

Este sistema (https://youtu.be/1giZU0GYPds) viene siendo probado con éxito desde 2017 en una pista de pruebas de 200 metros de longitud, construida con la Universidad de Lund, UL, (www.lunduniversity.lu.se) y situada a las afueras de esa ciudad.

La UL ha realizado cálculos sobre la viabilidad económica de la carretera eléctrica desde una perspectiva social, llegando a la conclusión de que resulta beneficiosa si pueden usar esta infraestructura tanto los camiones como los automóviles.

Otro estudio realizado en conjunto con los investigadores de la UL calcula que la puesta en marcha de una infraestructura eléctrica de carreteras permitiría que las baterías sean un 80 por ciento más pequeñas, según FAST.

Para Dan Zethraeus este puede ser “el comienzo de una nueva industria y la oportunidad de construir un mundo sostenible, en el que las rutas eléctricas serán parte de un futuro sistema de transporte sin combustibles fósiles”. 

 

Por Daniel Galilea - EFE/REPORTAJES -  eitmedia.mx

Last modified on Martes, 09 Julio 2019 21:18