Generar electricidad con techos solares reduciría subsidios: experta

Feb 11, 2020

Para dejar de subsidiar el consumo de electricidad al 87 por ciento de los usuarios domésticos en México y disminuir la generación de energía mediante el uso de combustibles fósiles, es necesario crear una política para usar el bono solar mediante la instalación de techos fotovoltaicos.

Esa fue la alternativa propuesta por Gabrielle Carbonell en el Octavo Congreso Internacional de Sustentabilidad, que se realiza en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana, durante su presentación en el auditorio José Sánchez Villaseñor, del bono solar como alternativa a la suspensión de las subastas de energía.

La especialista dio a conocer que el 75 por ciento de le electricidad que se consume en el país se genera a través del uso de combustibles fósiles, motivo por el cual el país no alcanzaría las metas propuestas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC por sus siglas en inglés), presentadas para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París.

Carbonell es consultora de energía, sostenibilidad y cambio climático, interesada en el mercado de las energías renovables, la eficiencia energética y de recursos; el transporte sostenible, el modelado energético, la construcción ecológica y el crecimiento inteligente, los enfoques impulsados por el mercado para la mitigación de dióxido de carbono y la sostenibilidad corporativa.

"La solución podría estar en el establecimiento de la generación fotovoltaica, que tiene el inconveniente de que por el momento se encuentra limitada a los grupos tarifarios de alto consumo, por lo que al 87 por ciento de los usuarios no les conviene económicamente por el largo tiempo de recuperación de la inversión”, comentó Carbonell.

A esto debe sumarse que el 99 por ciento de los usuarios domésticos reciben un subsidio estatal, lo que hace que su tarifa sea relativamente baja, por lo que la eliminación de esa compensación se ve políticamente inviable, lo que nos lleva a un sistema tarifario no sostenible, porque el subsidio se incrementará conforme aumente la población.

Y esto se convierte en un círculo vicioso, porque con ese subsidio otorgado a los consumidores domésticos, prácticamente se subsidia el uso de los combustibles fósiles por parte de la industria eléctrica.

Carbonell sugirió que con el bono solar podría recanalizarse el subsidio eléctrico hacia inversiones en techos solares, a través de sistemas como el arrendamiento, lo que llevaría a reducir el uso de combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que permitiría a México cumplir con los objetivos comprometidos con el Acuerdo de París.

Ante la mala noticia de la cancelación de las subastas energéticas, es necesario trabajar en la generación distribuida y propiciar una mayor participación de la sociedad, con propuestas para solucionar tanto la generación de energías limpias como para cumplir con las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

 

NTX  -  eitmedia.mx