Cómo mejorar tu productividad diaria con 7 hábitos saludables

Sep 12, 2019

Si estás buscando como mejorar tu productividad diaria, independientemente de la actividad profesional o de las tareas cotidianas que realices, te sugerimos 7 hábitos que te permitirán aprovechar al máximo el tiempo, los cuales es conveniente implementar durante las primeras horas de la mañana, afirma Jesús Gómez, Director de Recursos Humanos en Cerem Internacional Business School.
 
Levántate temprano
Si tus mañanas son caóticas, la solución es simplemente levantarte un poco antes del caos. Puedes empezar por atrasar el horario en que suena tu despertador tan solo 10 minutos cada semana de forma gradual, y al cabo de 3 semanas, tendrás media hora más para desayunar, tomar un baño o hacer tu cama antes de salir de casa. Y por último… ¡olvídate de la existencia del botón “posponer”!

Estira
Estirar tu cuerpo cada mañana tiene grandes beneficios: crea un mayor rango de movimiento en las articulaciones del cuerpo, mejora la flexibilidad muscular y la coordinación, favorece la circulación de la sangre, y además, aumenta  los niveles de energía mental y física.

No te satures los horarios con demasiadas actividades
Entrenar, cocinar, estudiar, responder mails y hacer mandados, ¿todo antes del mediodía? Suena muy productivo, pero definitivamente no te sentirás de esta forma cuando te des cuenta que no podrás completar todas las tareas que programaste. 
 
¡Enfócate en lo importante!
La próxima vez que sientas que el tiempo parece esfumarse, evalúa cual es el uso que estás dando, ¿no será que le dedicas demasiado tiempo a las cosas equivocadas? La clave es canalizar tu atención directamente a lo importante, y no a lo urgente. 

Lee o escucha algo que te inspire
Comienza tu día con ideas positivas y productivas para guiar el resto de la jornada. Por ejemplo,  mientras ordenas tu casa y te preparas para salir escucha un podcast o un audiolibro que te motive e inspire. 

Aprecia el  momento 
Si te lo propones, la mañana puede ser un momento de mucho silencio y tranquilidad. Esto no sucederá si duermes más de la cuenta y te levantas corriendo. Ahórrate esa tensión y estrés, y aprovecha la mañana para relajarte, mientras aún esta en tu casa.

Agradece
Tómate tu tiempo para agradecer cada mañana, simplemente por el privilegio de estar vivo, por tu salud, tu hogar, tu familia, amigos, sueños y objetivos.

Procura convertir estos hábitos en parte de tu rutina y descubre cuán buenos son para aumentar tu productividad en cada labor.

 

Por: Jesús Gómez, CEREM  -  eitmedia.mx