Converge la tecnología y naturaleza en la moda

Nov 07, 2019

Una procesión de diseños eclécticos, asimétricos, vibrantes y románticos se vio en la pasarela organizada por estudiantes de la licenciatura de Diseño Textil y de Modas de la Universidad de Monterrey, en la que se experimentó con la fusión de lo natural y la tecnología. 

El desfile se denominó “Tecnonatura” y estuvo integrado por propuestas resultantes de la combinación de entre el romanticismo y la vitalidad que ofrece el mundo natural y la practicidad que se vive en el plano digital. Todo esto reflejado en vestidos, faldas, blusas, trajes y lencería.

“Estamos celebrando el 50 aniversario de la universidad, lo que nos enorgullece celebrar con una gran cantidad de trabajos, los cuales nos dan un vistazo al futuro, son trabajos de alumnos que un unos cuantos años van a estar cambiando la industria de la moda. Entonces, qué mejor manera de celebrarlo”, mencionó Abril González, directora de Diseño Textil y de Modas. 

También estuvieron presentes Carlos García, vicerrector de Arte, Arquitectura y Diseño, y Alessandra Perlatti, directora de Internacionalización y Expansión, así como colaboradores, alumnos y miembros de la comunidad UDEM. 

 

Una de las estudiantes Michelle Cantú participó en el núcleo "Empower Up", elaborando por seis meses el material en un telar de 5 x 4 metros para después realizar el corte y confección del increíble saco.

 

“Tecnonatura”, se dividió en tres núcleos: “Code Create”, presentada por alumnos del Estudio de Diseño de Sastrería y en la que se vio una estética futurista conectada con el pragmatismo y un toque deportivo, logrando así una propuesta ecléctica entre los códigos tradicionales de de la sastrería. 

Luego estuvo “Designing Emotion”, de los alumnos del Estudio de Diseño de Lencería y Accesorios, con diseños inclusivos, que buscan conectar lo artesanal con lo onírico. Y finalmente “Empower Up”, de los alumnos del Estudio de Diseño Experimental y Alta Moda, la cual hace su punto de partida el espíritu libre que se vivió en los años 70’s, haciendo uso de estampados ombré, tie dye y psicodélicos que proyectan el deseo de escape de la cotidianidad y el regreso a la convivencia con la naturaleza. 

“Celebramos la fusión creativa de la naturaleza y la tecnología, como inspiración para construir un nuevo sistemas, materiales, productos alternos y códigos que conviven en un mundo físico y digital. Vivimos una evolución de la era industrial hacia la era digital que ha hecho un uso constante de microorganismos como inspiración y organismos para solucionar problemas y macroproblemas del mañana”, finalizó González.

 

Last modified on Jueves, 07 Noviembre 2019 21:08