Jóvenes universitarios viven la nueva realidad acompañados de la literatura

Ene 08, 2021

Reflexionar acerca de los aspectos esenciales de la vida, aprender a valorar el acercamiento con la familia y amistades, y lograr una conexión consigo mismo para ser mejores seres humanos, es parte del aprendizaje adquirido por los ganadores del concurso “Leer la nueva realidad”, organizado por la UNAM.

“A pesar de que vivimos un momento de incertidumbre encontré un grupo de apoyo de lectura que me salvaguardó en estos meses de completa incomprensión; por ello es que mi texto se basa en este encuentro de personas, porque ellos me brindaron cosas positivas de aprendizaje”, dijo Tania Franco Ramos, alumna de la Escuela Nacional Preparatoria, plantel número 7, Ezequiel A. Chávez.

“Leer la nueva realidad” tuvo el objetivo de que los universitarios plasmaran de forma escrita sus experiencias acerca de cómo la pandemia por la COVID-19 transformó su vida.

El certamen fue organizado por la Secretaría de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria, la Dirección General de Atención a la Comunidad, Cultura UNAM, Literatura UNAM y la revista Punto de partida. Se recibieron 243 textos en dos categorías: bachillerato (68), y licenciatura y posgrado (175)

Franco Ramos aseguró que durante los meses de confinamiento le ha maravillado conocer, de manera virtual, nuevas personas, sus emociones y reflexionar acerca de las cosas esenciales de la vida; además, aprendió a valorar el acercamiento con su familia.

Dijo que la lectura es un viaje para encontrarse con una situación distinta y a la vez parecida a la realidad de uno mismo, por lo que el lector puede relacionarse con esas historias y encontrar un refugio que le permite sentirse más seguro en momentos tan inciertos como este.

Durante el programa “La UNAM Responde”, de la televisora universitaria,  Karen Rivera López, estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, señaló que la lectura es un arte que queda en el tiempo y al ver la convocatoria del concurso no dudó en participar con un texto relacionado con El diario de Ana Frank, con el cual se siente identificada.

Relató que esta obra la hizo reflexionar en cuanto al poco tiempo que pasaba en casa; y ahora representa un golpe duro no poder salir y ver a sus amistades.

“Haber encontrado el concurso fue importante porque me gusta la idea de que alguien más lea lo que escribo; esto fue una salida hacia colaborar con algo nuevo y conocer gente nueva con quienes compartí los mismos intereses. Actualmente, realizo un proyecto con amigas sobre perspectiva de género, en el que hacemos entrevistas, críticas de ciertas series o programas y podcasts sobre recomendaciones de libros; creo importante establecer ciertos objetivos porque nos ayuda a salir adelante”, destacó.

Para Erika Ivanna López, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, la literatura puede brindar oportunidades como lectores, porque se tiene una conexión consigo mismo y como creadores, porque permite comunicar sentimientos y emociones.
Señaló que esta pandemia es una situación en la que tenemos una buena oportunidad para cambiar lo que hace daño, con el fin de que el regreso sea a una mejor realidad.

“Para mí, este tiempo de confinamiento ha sido un tiempo fructífero porque he encontrado ciertos elementos que considero parte de mi formación intelectual y he tenido tiempo para acercarme a autoras con quienes siento una conexión fuerte, gracias a mi participación en este concurso. Creo que este es un gran espacio que la UNAM brinda y recomendaría que más jóvenes participen en él y que lean nuestros textos”, resaltó.

Otro de los ganadores, Hodek García Tavera, del Instituto de Ciencias Nucleares, expresó que al estudiar ciencia las personas a veces se alejan de la literatura, pero en su caso trató, desde el inicio de su carrera en Física, que no lo apartara de sus gustos, como es la lectura.

Compartió que durante la emergencia sanitaria tuvo una relación más cercana y sensata con la literatura, a través de la escritura, para tratar de describir lo que él sentía.

“Creo que este periodo de encierro ha sido de los más creativos; la lectura en esta nueva realidad me deja un nuevo impulso, creo que en otras circunstancias no lo hubiera hecho porque a veces hay poco tiempo para dedicarnos a hacer cosas que nos gustan”, enfatizó.