Sedentarismo amenaza a la salud mundial Ana Herrera

Sedentarismo amenaza a la salud mundial

Feb 22, 2021

¿Sabías que la falta de actividad física puede traer serios problemas a tu cuerpo? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el sedentarismo es catalogado como una de las principales amenazas a la salud a nivel mundial.

Dicho organismo estima que es la causa principal de hasta el 25 por ciento de los cánceres de mama y colon, el 27 por ciento de los casos de diabetes y del 30 por ciento de la carga de cardiopatía isquémica.

Ante esta situación, la especialista en nutrición de la Universidad Autónoma de Nuevo León Edna Nava González destacó que el sedentarismo es un problema grave, ya que, desde hace 10 años, la inactividad física ocupa el cuarto lugar de riesgo de mortalidad más importante en el mundo.

“Decir que es un factor de riesgo de mortalidad ya no es nada más: ‘bueno, no estoy comiendo frutas y verduras’, sino también: ‘no me estoy moviendo’, ya es algo bastante interesante, porque cuando vemos estas estadísticas, pues realmente son datos que podemos nosotros tomar en cuenta”, señaló Nava González.

“No existe una definición estándar de sedentarismo, pero se pueden considerar conductas sedentarias las actividades que implican estar sentado o acostado, o sea, todo lo que yo hago sentado, lo que yo hago acostado, me lleva un bajo consumo energético”, explicó la doctora de la Facultad de Salud Pública y Nutrición.

Para la miembro Nivel I del Sistema Nacional de Investigadores del ConacytEdna Nava, pasar mucho tiempo sentado frente a los aparatos electrónicos conlleva a un poco uso de energía o calorías acumuladas.

''Se empieza a ver que estar sentado más de seis horas provoca que empecemos a aumentar el peso, el índice de masa corporal (IMC) y que incrementemos la cintura. ¿Dónde se localiza más la grasita? En el área abdominal, donde tenemos mayor riesgo cardiovascular”. Edna Nava González / Especialista en nutrición de la Universidad Autónoma de Nuevo León

De activos a inactivos en pandemia

Con las restricciones implementadas a causa del confinamiento por la pandemia de COVID-19, en México hubo un incremento de casos de sedentarismo del 15 por ciento, de acuerdo con datos de la “Encuesta nacional de las características de la población durante la pandemia de COVID-19” (ENSARS-COV-2), realizada entre el 11 de mayo y el 30 de mayo del 2020 por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

“Se ha visto que la reducción física sí ha tenido consecuencias, incluso a corto plazo. Si tú eras una persona que caminaba más de 10 mil pasos al día y lo redujiste a dar menos de 5 mil, empiezas a tener alteración en el metabolismode tu glucosa, de los lípidos, empiezas a incrementar grasa a nivel visceral, disminuye tu musculatura y tu aptitud cardiovascular”, dijo la también investigadora de la UANL.

La cantidad de personas que pasaron de estar sentadas o reclinadas de cuatro a siete horas diarias, previo y durante el confinamiento, pasó de 29.3 a 44.7 por ciento.

“Muchas personas que ya eran inactivas antes, ser volvieron más inactivas con la pandemia y eso realmente también impacta si llegamos a tener una afectación por infección de SARS-COV-2, pues va a tener una repercusión en nosotros”. Edna Nava González
 

Sin embargo, la especialista en nutrición señaló que estudios recientes dieron a conocer que el ejercicio moderado es un aliado contra el COVID-19, ya que reduce el riesgo de ser hospitalizado tras el contagio del virus. 

“Dejemos a un lado la negatividad y esa parte de no me importa, no me interesa, no. Formas parte de un sistema de salud y el sistema de salud no es solamente: ‘lávate las manos, ponte el cubrebocas, el distanciamiento físico’. El sistema de salud implica también: ‘tienes que comer bien, tienes que hacer ejercicio, tienes que descansar, tienes que ver cómo llevar tu estilo de vida’”, refirió.

 

Cada movimiento cuenta

Acciones tan simples como pararse del asiento o mover piernas y brazos por lo menos cada 30 minutos a lo largo del día podrían traer beneficios para la salud.

Integrante del Colegio Mexicano de Nutriólogos, Nava González explicó el concepto “actividad física espontánea”, el cual remite a una termogénesis de una actividad sin ejercicio, también conocido como NEAT.

“Es la energía que gastamos en todo lo que hacemos. Si yo bajo y subo escaleras, voy al baño, busco agua, eso sería una actividad a la que llamamos sin ejercicio, pero cuenta, tal como los pasos en el día”, aclaró.

 

 

 

Con base en los resultados obtenidos en la investigación del INSP “Cardiovascular and diabetes burden attributable to physical inactivity in Mexico”, reducir 10 por ciento los niveles de inactividad física para el 2025 podría prevenir:

 

1,000

casos de infarto cerebral

8,400

casos de diabetes

700

infartos

200

muertes por enfermedades cardiovasculares

Además de ser beneficiosa para mantener un peso saludable y prevenir enfermedades no transmisibles, la actividad física también ayuda a mantener una buena salud mental, previniendo el deterioro cognitivo y los síntomas de depresión y ansiedad.

 

Fuente: Puntou,uanl.mx - Gabriela Ortiz eitmedia.mx