Del Toro llega a 55 años disfrutando ser "una gente rara"

Oct 09, 2019

Guillermo del Toro, uno de los cineastas mexicanos más reconocidos a nivel mundial, cumple 55 años este miércoles luego de recibir su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y disfrutar del éxito de su más reciente exposición artística en Guadalajara, Jalisco.

El creador de la muestra En casa con mis monstruos, montada en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA) expresó en días recientes, por medio de su cuenta oficial de Twitter, que aun cuando estaba desapegado de sus redes sociales, pronto dará a conocer noticias importantes.

El director recibió su estrella en el Paseo de la Fama el pasado 6 de agosto, condecoración que agradeció, pese a considerarse una persona rara, motivo por el que mencionó: “Lo que siento con esta estrella es que la gente rara como yo puede estar aquí, eso me da esperanza”.

Es precisamente esa rareza la que en 2018 lo hizo ganar el Premio Oscar por Mejor Director por la película La forma del agua, pues la crítica y el público destacaron los elementos cinematográficos y alegorías que Del Toro construye para sus historias, como en El laberinto del fauno, Hellboy y recientemente Historias de miedo para contar en la oscuridad, producción en la que se desempeñó como guionista.

Aquellos elementos construidos por Del Toro ahora tienen lugar en la exposición En casa con mis monstruos, en la que el director llegó a dar algunos recorridos guiados para los asistentes. El recinto está estructurado en tres áreas; una en donde el director abre al público su afición como coleccionista; en la segunda su labor como artista que lo ha llevado a diseñar personajes para sus historias; y la última en la que recolectó piezas que viven en su imaginación, creadas por artistas mexicanos.

 

Los inicios del director y legado

 

Guillermo del Toro Gómez nació en Guadalajara, Jalisco, el 9 de octubre de 1964. Comenzó sus estudios en el Instituto de Ciencias, donde se especializó en maquillaje por 10 años; para 1986 llegaron sus primeras producciones Doña Lupey Geometría, cortometrajes en los que se desempeñó como director, guionista y productor.

Cronos fue el primer proyecto cinematográfico en el que Del Toro combinó el terror y la fantasía. Su ópera prima fue definida como una versión mexicana de la historia del vampiro; el director situó su historia entre los años 1535 y 1997 con Federico Luppi, Claudio Brook y Ron Perlman en los personajes principales.

Para 1997, Guillermo dirigió la cinta Mimic, historia basada en el cuento homónimo del escritor de ciencia ficción Donald A. Wollheim, quien planteó una epidemia transmitida por las cucarachas. Pese a conseguir una recaudación de más de 25 millones de dólares, según cifras de Box Office Mojo, Del Toro ya no intervino en las secuelas realizadas en 2001 y 2003.

Producida por El Deseo, compañía cinematográfica de los hermanos Almodóvar, Del Toro dirigió la película El espinazo del diablo, en 2001, mientras que para 2002 regresó a las historias de vampiros con Blade II, que logró reunir más 150 millones de dólares, pero su éxito taquillero llegó con Hellboy y Hellboy 2: el ejército dorado, para las que tomaron de referencia al cómic Hellboy: la semilla de la destrucción, de Mike Mignola.

En 2006, Del Toro estrenó El laberinto del Fauno, producción con la que llegó a las nominaciones de Mejor Película Extranjera y Mejor Guion Original en los premios Oscar de 2007, y pese a no haber ganado dichos galardones, en 2008 la cinta fue catalogada una de las 500 mejores películas de todos los tiempos, según la versión estadounidense de la revista Empire.

A lo largo de su carrera, Guillermo se ha desempeñado como productor y productor ejecutivo en diversos proyectos cinematográficos, mientras que su labor de guionista ha llegado a historias como No le temas a la oscuridad (2011), El Hobbit: un viaje inesperado (2012), El Hobbit: la desolación de Smaug (2013) y El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos (2014).

Con Titanes del pacífico, en 2013, y La cumbre escarlata, en 2015, Del Toro se desempeñó como productor, guionista y director; con la primera producción llegó a recaudar más de 400 millones de dólares, mientras que para la segunda cerca de 70 millones de dólares.

El éxito para el director mexicano llegó en 2017, cuando estrenó la cinta La forma del agua, protagonizada por la actriz británica Sally Hawkins. Del Toro ganó el Oscar, BAFTA y Globo de Oro al Mejor Director, toda vez que la película recibió el León de Oro en la edición 74 del Festival Internacional de Cine de Venecia.

En fecha reciente estrenó Historias de miedo para contar en la oscuridad, la cual debutó en la taquilla mexicana con una recaudación de 56.3 millones de pesos; al momento el cineasta se encuentra en la producción de la cinta Pinocho, que se realizará en formato “stop motion” (animación por fotograma).

Guillermo del Toro impulsa además el Taller de Chucho (Centro Internacional de Animación), un espacio con el que pretende motivar el talento que hay en México. Esta no es la primera ocasión que realiza labores a beneficio del país, ya que en 2018 y 2019 entregó dos becas para que jóvenes desarrollen sus estudios en Gobelins Master of Arts, de París.

 

NTX  -  eitmedia.mx