El orgullo de la fiesta taurina de El Seibo, aunque no tenga un Hemingway Pixabay

El orgullo de la fiesta taurina de El Seibo, aunque no tenga un Hemingway

May 03, 2022
Carece del pedigrí de la madrileña Plaza de las Ventas y no tuvo un Ernest Hemingway que lo inmortalizara en el país de la literatura, pero la "barrera" de Santa Cruz del Seibo, en República Dominicana, merece al menos una crónica.

La pequeña y antiquísima ciudad del oriente dominicano defiende a capa y espada cada mes de mayo la única fiesta taurina de todo el Caribe, singular porque al final de la faena el vacuno no paga el festejo ajeno con su vida.

Un monumento al arte taurino petrifica a los dos protagonistas de la fiesta, y da la bienvenida a quienes transiten el Bulevar de los Toros, en la población fundada en 1502 por el conquistador hispano Juan de Esquivel.

"Un español de la era de la colonia trajo esa tradición desde su tierra, pero con la condición de que el toro, no se le mata, ni se le maltrata, solo se cansa y se devuelve al corral", rememoró en diálogo con la Agencia Sputnik el abogado Firo Sarnelis Mejía, miembro desde 1989 de la Hermandad de Fervorosos de la Santísima Trinidad.

Fundada en 1875, la organización fraternal tiene a su cargo las peculiares corridas que amenizan las fiestas patronales del municipio durante los diez primeros días del quinto mes del año.

Como apunta el jurista, el sello de la fiesta seibana lo confiere su estilo portugués, que no implica la muerte del animal sobre el ruedo.

Solo una vez se quebró esa regla no escrita, allá por la década de los años 50, cuando el diestro español Antonio Plaza manchó de sangre la arena seibana.

Y para colmo le dieron las dos orejas y el rabo, aunque, según los entendidos de entonces, su faena no fue nada del otro jueves.

 
TOROS Y TOREROS EVENTUALES

La crónica histórica ubica en el año de 1880 el prólogo del toreo dominicano, en cuyo nacimiento coincidieron entusiastas nacionales y españoles.

Como las corridas de El Seibo solo tienen lugar en la primera decena de mayo, entonces durante los otros 355 días del año toros y toreros regresan a la cotidianidad, a esperar que la festividad religiosa de la Santa Cruz los vuelva a congregar.

Las reses bravas son de la raza Romana rojo, un aporte genético de la compañía azucarera dominicana Central Romana, la cual provee al espectáculo de sus protagonistas cuadrúpedos.

Por supuesto, el bípedo que maneja la capa carmesí sale de las capas populares de El Seibo, bebedores en la fuente de una tradición más que centenaria.

 
SEXTO TORO

Cuando culmina la faena con los cinco primeros bovinos, llega el turno de la muchachada.

El sexto toro no es para los toreros, le pertenece a los "tigueres", como el lenguaje coloquial quisqueyano identifica a los "duros de la película".

Y los jovenzuelos, que dentro de poco serán la nueva hornada de matadores que no matan, se lanzan al unísono sobre las astas del miura criollo, se las agarran, lo barbean, le tiran del rabo, lo cabalgan, hasta que el cansancio rinde al animal.

 
FIESTA MÁS CULTA DEL MUNDO

El poeta andaluz, español y universal Federico García Lorca, alguien que sabía del tema, afirmó que la de los toros es la fiesta más culta del mundo.

En El Seibo, los defensores de su tauromaquia singular se toman al pie de la letra la definición del autor de "Romancero gitano".

Tan así que el Poder Legislativo aprobó la semana pasada un proyecto de ley, impulsado por el vicepresidente del Senado, Santiago Zorrilla, que declara las corridas seibanas patrimonio inmaterial de la República Dominicana.

En el debate parlamentario, Zorilla expuso que las corridas seibanas representan una de las expresiones culturales más importantes en el país caribeño.

El artículo final del proyecto establece que los ministerios de Turismo y Cultura serán los encargados de asignar las partidas financieras para promover la corrida de toros en El Seibo.

Firo Sarnelis Mejía sueña con que para el próximo año esté lista finalmente la tan traída plaza de toros (multiusos, además) de El Seibo, proyecto en el cual a las autoridades les ha costado ponerse de acuerdo.

Y con el nuevo redondel la posibilidad de hacer temporadas taurinas, aunque la fiesta se salga de mayo.
 
 
 
Fuente: Mundo.Sputniknews.com
Last modified on Miércoles, 04 Mayo 2022 14:37