Proponen en Bélgica festival de papas fritas para salvar a la industria

Abr 16, 2020

La industria de la papa de Bélgica pidió al gobierno intervenir y que le ayude a sobrevivir al bloqueo del coronavirus, ya que su producción se encuentra varada en las granjas y corren el riesgo de echarse a perder.

Bélgica es un país conocido por sus papas fritas, por medio de la cual exporta el 90 por ciento de su producción, pero resulta que la industria tiene pocos clientes en casa, y con las prohibiciones de viaje y los restaurantes cerrados en todo el mundo, la cadena de suministro de alimentos se ha interrumpido.

“Es la primera vez que el sector de la papa solicita apoyo al gobierno”, admite Romain Cools, secretario general de Belgapom, la asociación que representa a la industria belga de comercio y procesamiento de papa.

Dice que el sector enfrenta tantas dificultades debido a la legislación de la Unión Europea y porque las herramientas para ayudar en la crisis desatada por la COVD-19 no están orientadas hacia los agricultores.

Ahora, las pilas de papas están atrapadas en las granjas y muchas de ellas ni cuentan con instalaciones adecuadas para mantenerlas frescas.

La Comisión Europea dice que no existe un programa específico para ayudar a los agricultores a enfrentar la crisis, pero este jueves los eurodiputados debatirán algunas formas de apoyo para que los sectores agrícolas, como la industria de la papa belga, puedan recuperarse de la depresión.

Mientras tanto, el sector de la papa busca formas de salir de la crisis, incluidas opciones creativas, afirma Cools, quien dice que ya “algunas personas nos piden que, cuando termine la contingencia por el coronavirus, hagamos un gran festival nacional de papas fritas belgas, para disfrutar y hacer una fiesta por el final de la crisis”.

 

NTX  -  eitmedia.mx