'La Creación' de Fura dels Baus llega a Rusia pese a la pandemia y la política Instagram - chekhovfest

'La Creación' de Fura dels Baus llega a Rusia pese a la pandemia y la política

May 17, 2021

El público ruso por primera vez pudo disfrutar del oratorio 'La Creación' de Joseph Haydn a inicios del siglo XIX, cuando el compositor estaba todavía vivo. Este viernes, la música del artista austriaco vuelve a sonar en el suelo ruso, pero esta vez en la visión escénica de Fura dels Baus.

La compañía de teatro española interpreta la obra en la sala de conciertos Zariadie, en Moscú, acompañada por la Orquesta Sinfónica de la Academia Estatal de Rusia Evgueni Svetlánov y del Coro de Cámara Estatal de Moscú.

El concierto, que se celebra para inaugurar la decimoquinta edición del Festival de Teatro Internacional Chéjov, habría podido cancelarse por un montón de razones: fronteras cerradas, contagios por el coronavirus, discrepancias políticas.

Pero los artistas de Fura dels Baus "están aquí, a pesar de todo. Son unos locos y es normal, pues todos somos un poco enfermos del teatro", enfatizó el director general del festival, Valeri Shadrin.

FESTIVAL EN MEDIO DE LA CRISIS

Al hablar de las dificultades que hubo que superar para organizar el festival, Shadrin en una rueda de prensa entró en reflexiones teológicas.

"Como un ciudadano soviético, siempre me he preguntado si Dios existe o no, (...) y hay que decir que el hecho de que el Festival de Chéjov puede inaugurarse hoy es una confirmación excelente de que Dios sí existe", destacó.

Shadrin agradeció tanto al Gobierno ruso como a la embajada de España la ayuda en la organización del espectáculo inaugural de Fura dels Baus, que trajo a Moscú a un equipo de 15 personas.

El titular del departamento de Cultura de Moscú, Alexandr Kibovski, presente en la conferencia de prensa, coincidió con Shadrin en que preparar ese festival internacional ha sido una tarea difícil, pues "la pandemia ha complicado todos los lazos internacionales", y los problemas logísticos habituales relacionados con visados "se han multiplicado".

"Así que quiero expresar unas palabras de gratitud especial hacia nuestros socios extranjeros, incluidos aquellos presentes aquí, porque para ellos (participar en el festival) ha sido un reto verdadero", subrayó.

Kibovski apuntó no solo a las dificultades relacionadas con la pandemia, sino también a los problemas políticos en las relaciones de Rusia con la comunidad internacional.

El funcionario valoró especialmente la decisión de los artistas de Fura dels Baus de llegar a Moscú "en medio de distintas declaraciones políticas, de horrores que cuentan en todo el mundo, de que aquí no se puede incluso tomar agua de una botella", dijo, en referencia al caso del supuesto envenenamiento del opositor Alexéi Navalni.

"Yo creo que el arte es como un papel tornasol que refleja mejor que cualquier otra cosa el verdadero estado de ánimo en la sociedad. Y pese a todas las declaraciones, todos los cuentos de horror, estamos aquí juntos", afirmó.

LA CREACIÓN DE FURA DELS BAUS

Al presentar a Fura dels Baus, el consejero de cultura de la embajada de España, Jorge Soler Hidalgo, lo calificó como "grupo mítico catalán de una dimensión internacional".

"Cuando vean el espectáculo, creo que les va a transmitir todo tipo de sensaciones, excepto la indiferencia", dijo.

Traduciendo al consejero, la intérprete tuvo problemas a la hora de buscar una palabra adecuada en ruso para "la indiferencia", pero le echó una mano Carlus Padrissa, director artístico de Fura dels Baus.

"La traducción sería eso", dijo, abrió su botella de agua y la vertió sobre su cabeza sin dejar de sonreír.

Con este perfomance, que fue recibido con aplausos en la conferencia, Padrissa comenzó su intervención reflexionando sobre la imagen que tiene el agua en la cultura: "el agua es la vida, nacemos con agua, (...) este ejemplo del bautismo que usan las religiones, es poner agua transparente, limpia, pura, la vida es pureza". El espectáculo de Fura dels Baus, continuó, trata precisamente de la creación de la vida.

"La creación del mundo, esto es lo que la música de Haydn quiso decir. Se basa en el texto de la Biblia, pero también en el Paraíso Perdido de (John) Milton, y nosotros hemos empleado textos científicos y filosóficos de lo que es hoy en día el sentido del universo", relató.

Padrissa indicó que Haydn enseña en su oratorio "cómo se va creando el universo, el mundo", y Fura dels Baus en su adaptación hace "un paralelismo entre la creación de cómo son Adán y Eva, cuál es su esencia, cómo es su alma".

"Cómo pueden ser las personas del siglo XXI? ¿Tenemos que ser consumistas? ¿Tenemos que tener más cultura, o tenemos que ser creadores? Hacemos estas preguntas", señaló.

Padrissa agregó que el espectáculo también aborda el problema de la migración: "En el Mediterráneo, donde vivimos nosotros, tenemos el problema de que hay mucha inmigración, la gente que viene del sur, de África, de los sitios con problemas económicos, y vienen para buscar una vida mejor".

"En nuestra obra estos inmigrantes son acogidos en nuestra casa, termina así, y la esperanza que ellos tenían está representada con un globo. Como cuando a un niño le regalan un globo, empuja hacia arriba, es como una esperanza, entonces en nuestra obra al final los inmigrantes llegan a una casa donde son acogidos y consiguen esta esperanza que tenían", explicó.

La versión escénica de Fura dels Baus, apuntó, juega con el tema de la unidad del mundo.

"El año que viene en España se celebrará el 500 aniversario de la primera vuelta al mundo. (...) Han pasado 500 años para ser consciente de (...) que todo lo que puede afectar a un lugar, también afecta al otro. El ejemplo del covid-19 es el ejemplo más claro. Remamos a la misma dirección o esto se hunde. El espectáculo 'La Creación' va en esta idea, la creación del universo y del mundo, de este planeta donde todos vivimos, y donde tenemos que convivir", prosiguió.

Pero al final, resumió Padrissa, en su espectáculo el grupo de teatro busca "el paraíso terrenal".

FUERA DE POLÍTICAS Y CON RESPETO A LA DIVERSIDAD

Padrissa apuntó a que el oratorio 'La Creación' se escribió a finales del siglo XVIII en dos idiomas, "en una época que ya compartíamos Europa la cultura: se estrenó en Viena, pero también se hizo en Madrid, se hizo en San Petersburgo, en muchas partes", así que las primeras interpretaciones del oratorio representan un ejemplo de intercambio cultural.

"Es así el Festival Internacional de Chéjov, los artistas van y vienen y el arte nos une a todos, es un diálogo. En nuestra obra damos mucha importancia al respeto hacia la diversidad, hacia las cosas originales de cada sitio. Hay que convivir con la identidad de los pueblos", indicó.

Javier Ulises Illán, director de orquesta de Fura dels Baus, coincidió en esta tesis.

"Carlus Padrissa ha hablado de que el ser humano es un ser colectivo, y el señor Shadrin ha conseguido también reunir aquí un colectivo muy comprometido con los valores artísticos del más alto nivel pero también con los valores humanos que estamos viviendo con muchísima pasión", afirmó.

El músico destacó que el grupo de teatro español ha tenido "el inmensísimo placer de colaborar con un coro y orquesta míticos en Rusia".

En opinión de Javier Ulises Illán, "el papel de la orquesta es básicamente pintar paisajes, reflejar emociones y ser la cuna que abraza las palabras que van contando los narradores de 'La Creación'", y el papel del coro, por su parte, "tiene una simbología que es una asociación con la humanidad, los valores humanos, y el coro en sí mismo representa a toda la humanidad".

"Podemos afirmar que estamos ante dos formaciones –tanto el coro como la orquesta– con unas dotes artísticas al más alto nivel mundial. Una disciplina positiva del trabajo, esta disciplina ha conseguido una efectividad en poco tiempo altísima y lo más importante, un enorme espíritu colaborador", subrayó.

Tanto Carlus Padrissa como Javier Ulises Illán coincidieron con el titular del departamento de Cultura de Moscú Kibovski en que la política no tiene importancia para el arte.

"Los políticos van haciendo su trabajo que es muy difícil. Pero los artistas tenemos que buscar la belleza, (…) estamos intercambiándonos, el arte ruso se escucha en España, el arte español se escucha en Rusia, es otro canal. Cada canal tiene su respeto para nosotros pero el canal del arte continúa siempre", explicó Padrissa.

Javier Ulises Illán, por su parte, insistió en que "como el agua, la luz, la música, la cultura no debe entender de política, y además está viviendo en el siglo XXI una corriente democratizadora que llega a todo el mundo", apuntó.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

-  eitmedia.mx 

Last modified on Lunes, 17 Mayo 2021 16:32