Fábrica de vino del período bizantino más grande del mundo encontrada en Israel Unsplash

Fábrica de vino del período bizantino más grande del mundo encontrada en Israel

Oct 13, 2021

Arqueólogos israelíes se han quedado de piedra al descubrir, en la ciudad de Yavne, una mega fábrica de vino que producía unos dos millones de litros anuales en una época en la que toda la población, incluyendo los niños, lo consumían.

"Nos sorprendió mucho descubrir una fábrica tan sofisticada aquí, que se utilizó para producir vino en grandes cantidades comerciales", dijeron los directores de la excavación, Elie Haddad, Liat Nadav-Ziv y Jon Seligman en una declaración conjunta de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

El enorme complejo de lagares, de 1.500 años de antigüedad, está situado, y no por accidente, cerca de un arroyo en la parte central del país y de ahí exportaban lo que se conocía en aquellos tiempos como "el vino de Gaza", que se llamaba así por su puerto de salida, no por su origen. De Gaza salía hacia Egipto y el resto del Levante.

El sitio se remonta a la era bizantina, alrededor de los siglos IV-V d.C., e incluye cinco prensas de vino, hornos para cocer las ánforas de arcilla en las que se almacenaba el vino, y almacenes para añejar y embotellarlo.

Forman parte del hallazgo tinajas de barro intactas, así como decenas de miles de fragmentos en el complejo, que también presentaba rutas de acceso bien planificadas entre las diferentes instalaciones, lo cual manifiesta, según los arqueólogos, una increíble planificación.

 

VINO PARA TODO EL MUNDO

"Un cálculo de la capacidad de producción de estos lagares sugiere que se comercializaban aproximadamente dos millones de litros de vino cada año, teniendo en cuenta que todo el proceso se realizaba de forma manual, es impresionante", señalaron los arqueólogos.

Y es que beber vino en la antigüedad era muy común tanto para adultos como para niños, si bien se hablaba y escribía sobre sus peligrosos efectos. La popularidad del caldo se debía a que el agua no siempre era fresca y se le agregaba vino para mejorar su sabor o simplemente se la sustituía.

Pero no solo los locales lo consumían, en la época bizantina muchos eran los peregrinos que llegaban a estas tierras y, a su partida, se llevaban con ellos muestras del alcohol a Europa, donde el vino de Gaza y Ashkelon, el otro puerto de salida, eran muy apreciados.

 

PERO NADA DURA PARA SIEMPRE

"Los nichos decorativos en forma de caracol que adornaban los lagares indican la gran riqueza de los dueños de las fábricas", agregaron los investigadores.

Cada lagar, en el sitio de Yavne, cubría un área de aproximadamente 225 metros cuadrados, con un piso donde las uvas serían aplastadas con los pies descalzos rodeadas de compartimentos separados y cubas para fermentar y almacenar el vino, y los arqueólogos señalan la precisa simetría en su construcción que, dicen, es un enigma que tal vez aclaren. Trabajan en las excavaciones unas 300 personas, siendo una de las más grandes llevadas a cabo en el país.

"En la Mishna (tradiciones orales judías) se dice que después de la destrucción de Jerusalén en el 70 d.C, el liderazgo judío emigró a Yavne, y que los sabios de Yavne vivieron en un viñedo y estudiaron Torá (el pentateuco). La excavación muestra un continuo de existencia de la industria del vino en el sitio durante muchos siglos", señaló el comunicado de la AAI.

Pero todo cambió probablemente con la conquista musulmana, que acabó con el gobierno cristiano bizantino en Tierra Santa. Y, según los arqueólogos, fue de modo gradual, mientras la población fue adoptando un cambio ideológico, judíos, cristianos y samaritanos fueron islamizándose, y la fábrica de vino seguramente cayó en desuso y sobre ella se construyeron nuevos edificios, que la sepultaron. Hasta hoy.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

-  eitmedia.mx 

Last modified on Miércoles, 13 Octubre 2021 17:16