Tamales o chumpe, duelo gastronómico en El Salvador Unsplash

Tamales o chumpe, duelo gastronómico en El Salvador

Dic 30, 2021

El pan con "chumpe" (pavo) vuelve con fuerza a El Salvador, para disputarle a los tamales el protagonismo culinario en las celebraciones de fin de año.

Desde hace días los salvadoreños lidian con el encarecimiento de la canasta básica para conseguir los ingredientes sagrados de las tamaladas y los sándwiches que, a falta de pavo, se elaboran con pollo asado.

De hecho, muchas empresas regalan a sus empleados canastas navideñas que incluyen el también conocido como "chompipe", y todo lo necesario para cocinar la salsa típica que baña una carne por lo general seca.

Cada familia tiene su fórmula particular, así como sus rituales para despedir un año y recibir al otro, pero hay consenso en dos requisitos: mucha pirotecnia y abundante comida.

 

POBRE CHUMPE

Al igual que en Norteamérica, donde es muy valorado el "gravy" que cubre al pavo en la cena de Acción de Gracias, en El Salvador la salsa es fundamental, y en los mercados la venden en diferentes presentaciones para ahorrar el trabajo de cocinarla.

La receta típica en esta nación centroamericana incluye tomates, un ají rojo dulce, un pimiento verde, un chile guaco y otro ciruela, una gran cebolla rallada, vinagre blanco, aceite, orégano, sal, pimienta y azúcar.

Los ingredientes se ponen a hervir en una olla con poca agua, y antes de que se evapore se licúa la mezcla, y se pone a cocer nuevamente, hasta que espese.

Este condumio se puede enriquecer con caldo de pollo o menudos (mollejas, hígado y corazón), pero la clave es que tenga "cuerpo" sin perder humedad.

A su vez, el pavo se cocina al horno, a fuego lento, ya sea relleno o adobado desde el día anterior con un mejunje de limón, mantequilla, mostaza, salsa inglesa, todo salpimentado al gusto.

Cuando está listo el "chumpe" se corta en lascas, y se sirve en un pan con el sempiterno "curtido", una vinagreta de col, rábanos, cebolla que lo mismo adereza una pupusas que esta delicia de fin de año.

 

BENDITA TAMALADA

En la cultura mesoamericana, el maíz es el ingrediente rey de las cocinas locales, gracias a una amplia variedad que permite ponerse creativo y explorar sus formas, texturas, sabores e incluso colores.

Para los tamales típicos, el maíz rallado o molido se cuece hasta lograr una masa homogénea, que ya podría comerse tal cual, a veces sólo con azúcar o leche, al estilo caribeño.

Pero a esa harina se le añade recortes de papa cocida, chile verde cortado en tiras finas, una aceituna y algo de proteína, ya sea pollo, carne de cerdo o pepescas, un pescadito de agua dulce que se come con todo y cabeza.

Cada porción se envuelve en una hoja de la mazorca, que fue ablandado al sol al menos media hora, y bien compactos se ponen los tamales para su cocinado final, en una cazuela tapada, por unos 40 minutos.

Y así se preparan los platos estrellas del fin de año salvadoreño. Lo mejor es que no son excluyentes, puedes comerlos ambos sin bronca ni susto con la inyección calórica.

Total, siempre puedes hacerte el propósito de empezar a quemar libras en el año nuevo. Y si no lo cumples, el festín no te lo quita nadie.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

Last modified on Jueves, 30 Diciembre 2021 19:55