Vuelve la fiesta al Caribe y Centroamérica con el covid-19 como peligroso invitado Unsplash

Vuelve la fiesta al Caribe y Centroamérica con el covid-19 como peligroso invitado

Jun 30, 2020

Los días pasan y el aislamiento aún es la mejor arma contra el covid-19, pero cada vez son más frecuentes las fiestas y saraos que amenazan con revertir lo avanzado en la lucha contra la pandemia en Centroamérica y el Caribe.

Quizás tanto tiempo conviviendo con el nuevo coronavirus hace que muchos lo sientan como algo "normal", o que la percepción del peligro se haya resentido luego de varios meses de tedioso pero inevitable confinamiento, que acentúan las ansias de "libertad".

"De algo se muere el enfermo", reza un viejo refrán caribeño que parece ser una justificación propicia para estas parrandas, potenciales focos de contagio de una enfermedad que recobra fuerza en la región, y eventualmente obligará a cerrar los resquicios abiertos.

Por ejemplo, en pleno pico de la pandemia, las autoridades de Guatemala intervinieron una fiesta clandestina, mientras la música estremecía las madrugadas de San Salvador, y el Malecón de Santo Domingo se llenaba de personas, incluso antes de expirar el toque de queda.

Ni el llamado a la prudencia ni las alertas del personal de salud ni las multas y arrestos por violar las medidas restrictivas han frenado un fenómeno que puede desmadrarse y terminar de forma trágica.

LA CALLE LLAMA

Los dominicanos nunca cumplieron con demasiado rigor la cuarentena decretada en marzo pasado, pero igual salieron a las calles, colmados y plazas como si llevaran siglos aislados en una isla deshabitada.

"Yo estaba preso y hoy me dieron la libertad. Así me siento", dijo un vendedor ambulante a reporteros del periódico Listín Diario que recorrieron Santo Domingo para constatar qué hacía la gente luego de 100 días de supuesto encierro.

El resultado fue inquietante: música, baile, personas bebiendo y fumando, sin mascarillas ni guardando el debido distanciamiento físico y sin el miedo a ser multados o detenidos por violar la cuarentena. Hasta niños había en las calles, a expensas de un contagio.

Lo chocante es que el coronavirus comenzó a propagarse en el país justo en una fiesta, organizada por la famosa diseñadora de modas Jenny Polanco, una de las primeras víctimas mortales del covid-19 en República Dominicana.

UN PELIGROSO INVITADO

No hay que salir a la calle para exponerse: algunos le abren sus puertas al coronavirus, como en Costa Rica, país que vive una segunda ola de la enfermedad, potenciada quizás por el exceso de confianza o la prematura reapertura económica.

En los últimos días, las autoridades ticas han tenido que intervenir en celebraciones como "baby showers" o el reciente Día de los Padres, con decenas de personas aglomeradas en espacios reducidos.

"Seamos sumamente responsables. Entiendo ciertas situaciones, pero estamos en medio de un virus peligroso y si comenzamos a romper burbujas sociales, la situación se nos va a complicar mucho", advirtió el ministro de Salud costarricense, Daniel Salas.

Amén de realizar estos llamados a la responsabilidad, las autoridades de Costa Rica piden a los ciudadanos que fiscalicen el cumplimiento de las medidas sanitarias e incluso habilitaron un número telefónico para denunciar estas fiestas.

BURLA A LA TRAGEDIA

La sociedad guatemalteca reaccionó indignada a la publicación en redes sociales de las fotos y videos de una fiesta "clandestina" organizada en un local de Retalhuleu (sur): el desparpajo del "rave" fue considerado una burla a la tragedia que vive el país.

Más íntimos, pero no menos peligrosos, son los encuentros con personas llegadas desde el extranjero, en particular desde Estados Unidos, como ocurrió en Canóvanas, Puerto Rico, donde una reunión familiar se convirtió en un foco de infección en el municipio.

En resumen, muchos impacientes se inventan cualquier motivo para parrandear, e insisten en hacerlo, una actitud irresponsable en un escenario como el actual, en el que la fiesta puede fácilmente convertirse en velorio. 

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

Last modified on Martes, 30 Junio 2020 18:26