La Unesco se ofrece a proteger el patrimonio cultural de Nagorno Karabaj Unsplash

La Unesco se ofrece a proteger el patrimonio cultural de Nagorno Karabaj

Nov 20, 2020

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) está dispuesta a prestar su apoyo para salvar y proteger el patrimonio cultural de Nagorno Karabaj.

Audrey Azoulay, directora general del organismo se reunió el pasado 18 de noviembre con representantes de Armenia y Azerbaiyán ante la Unesco.

"Durante estas reuniones, la directora general ofreció oficialmente el apoyo técnico de la Unesco, que hasta la fecha no ha podido visitar esas zonas a pesar de sus intentos anteriores, y que podría, si todas las partes involucradas están de acuerdo, realizar una misión preliminar sobre el terreno para realizar –como prerrequisito para la protección efectiva del patrimonio de la región– un inventario de los bienes culturales más significativos", dice el comunicado.

Se precisa que en este contexto, la Unesco cooperará con todos los socios interesados en crear las condiciones necesarias para este tipo de misión.

"Comenzaron las consultas de alto nivel con los Estados copresidentes del Grupo de Minsk" de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), señala la nota.

Azoulay también reiteró su llamamiento del 9 de octubre a la protección del patrimonio cultural en Nagorno Karabaj y subrayó la absoluta necesidad de prevenir daños mayores en la región.

El pasado 19 de noviembre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una videoconferencia con su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliyev, y el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, expresó su apoyo a la población de Nagorno Karabaj y a la protección del patrimonio cultural de ese territorio.

Las hostilidades en Nagorno Karabaj, que volvieron a estallar a fines de septiembre pasado y provocaron miles de muertos durante un mes y medio de combates, cesaron el 10 de noviembre gracias a una declaración acordada por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

Por acuerdo entre las partes, Rusia envió sus fuerzas de paz a la zona del conflicto, para un periodo de cinco años en principio. El despliegue de este contingente, de unos 2.000 efectivos, se lleva a cabo paralelamente a la retirada gradual de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer (Kalbajar) y Lachín, ocupados durante la guerra de 1992-1994.

Los militares rusos ejercerán el control de la línea divisoria entre las fuerzas armenias y azeríes, así como del corredor de Lachín que conecta a Nagorno Karabaj con Armenia. Por su parte, Armenia deberá garantizar el transporte entre la república autónoma de Najicheván, el exclave azerí que se encuentra entre su territorio, Irán y Turquía, y las zonas del oeste de Azerbaiyán.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

Last modified on Viernes, 20 Noviembre 2020 18:32