Conservación del jaguar rinde frutos en Argentina y Brasil: WWF

Dic 01, 2019

Ginebra,.- Los esfuerzos de conservación del jaguar que se desarrollan en el Amazonas y el Bosque Atlántico, áreas ubicadas en Argentina, Brasil y Paraguay, rinden frutos de manera positiva al mostrar una próspera población de estos felinos.

Al estar catalogado como especie casi amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) este carnívoro se podría enfrentar en un futuro próximo a la extinción, por ello destacan las acciones de protección que se realizan en Sudamérica.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) indicó que un conjunto de imágenes captadas por cámaras trampa en una isla protegida del Amazonas, en la costa de Brasil, se pudo identificar una población de jaguar de aproximadamente 20 ejemplares.

Posteriormente, se capturó de forma cuidadosa a tres hembras y un macho para colocarles collares satelitales, lo que permitirá a los científicos monitorear y comprender mejor el comportamiento de esta endémica especie del continente americano.

Además, el monitoreo en esa zona ayudará a informar y mejorar los programas de conservación de esta especie que enfrenta amenazas como la deforestación; los conflictos relacionados con el encuentro entre los humanos y los jaguares; y la cacería y el comercio ilegal debido en gran medida a la demanda de su piel.

Los movimientos de los mamíferos serán monitoreados por alrededor de ocho meses; Los datos sobre su ubicación se obtendrá cada hora, lo que ayudará a mejorar los planes e iniciativas de su conservación.

“La tecnología satelital instalada en los collares nos permite tener actualizaciones de los movimientos de los animales cada hora y en un período de hasta ocho meses, lo que nos otorga un banco de información sobre cómo los jaguares usan el bosque para vivir y prosperar", dijo Marcelo Oliveira, oficial superior de Programas en WWF-Brasil.

Mientras que en la provincia de Misiones, en Argentina, se tienen números positivos del felino conocido también como yaguaretés, aquí se anunció un incremento en su población de entre 84 y 125 individuos en el Bosque Atlántico del Alto Paraná.

Este dato se desprende de un estudio de monitoreo de la población de yaguaretés que realiza periódicamente el equipo de investigadores argentinos del Instituto de Biología Subtropical (UNaM-CONICET) nucleados en el Proyecto Yaguareté, y el equipo del Proyecto Onças do Iguaçu de Brasil (ICMBio-PNI).

La Fundación Vida Silvestre y WWF Argentina señalaron que un nuevo estudio marca una tendencia en aumento de la población de la especie y a su vez obliga a reforzar las acciones para su conservación; este es el resultado del trabajo realizado por más de 16 años por la conservación de la especie junto a otras organizaciones y la sociedad.

El anuncio de que en la selva misionera y el Parque Nacional do Iguaçu de Brasil habitan alrededor de 105 jaguares, se realizó en el Puerto Iguazú, en el marco de la celebración del Día Internacional y Provincial del Yaguareté (29 de noviembre); fecha creada para generar conciencia sobre las amenazas que enfrenta la especie en toda América.

Los resultados de este monitoreo demuestra una tendencia positiva en relación con una lenta recuperación de la población que se encuentra amenazada en la región.

En tanto, los datos de este año son el resultado del registro de más de 440 mil fotografías tomadas con cámaras-trampa en más de 200 estaciones, o sitios de muestreo, lo que llevó un esfuerzo de meses de trabajo de campo y posterior análisis del grupo de investigadores.

Los jaguares desempeñan un papel clave en la salud del ecosistema donde viven y su futuro está vinculado a la protección de la Amazonía. Se estima que los incendios recientes en esta área destruyeron el hábitat de al menos quinientos felinos, así como se enfrentan a la deforestación, el conflicto humano-jaguar y el comercio ilegal de vida silvestre.

 

Ntx-eitmedia.mx