Barcelona se blinda con multas de los vehículos más contaminantes Unsplash

Barcelona se blinda con multas de los vehículos más contaminantes

Sep 15, 2020

Los conductores de los vehículos más contaminantes de Barcelona se exponen a sanciones si circulan por la zona de bajas emisiones que entra en vigor total este 15 de septiembre con el objetivo de situar a la ciudad en los estándares europeos de medioambiente.

Un área de 95 kilómetros cuadrados del área metropolitana barcelonesa queda a partir de hoy restringida a coches y motos sin un distintivo ambiental que acredite su entrada, ante sanciones de entre 100 y 500 euros.

Se trata del último intento del Gobierno municipal de Ada Colau de reducir la contaminación atmosférica que cada año provoca unas 350 muertes prematuras en la concurrida capital de Cataluña, según la Agencia de Salud Pública

"La contaminación de Barcelona tiene unos niveles absolutamente inadmisibles en cuanto a la salud y también en cuanto a los estándares europeos que estamos incumpliendo de manera flagrante, es nuestra obligación actuar", afirmó la alcaldesa Colau en una reciente entrevista con la radio Ser.

La zona de bajas emisiones (ZBE) de Barcelona se implantó en enero de 2020 y su periodo sancionador tenía que comenzar en abril, pero el confinamiento por la pandemia del coronavirus pospuso los planes hasta ahora.

Su superficie equivale a 20 veces el área de tráfico restringido que había puesto en marcha en 2018 la ciudad de Madrid, y que quedó anulada el pasado julio por sentencia judicial.

Unas 120 cámaras de seguridad con lector de matrículas vigilarán Barcelona y los municipios circundantes de Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, l'Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià de Besòs para detectar y sancionar a los vehículos sin un distintivo que acredite su eficiencia energética.

POR ENCIMA DE LOS NIVELES DE LA OMS


Uno de los principales problemas ambientales de Barcelona es la acumulación del dióxido de nitrógeno (NO2), que en 2019 se encontraba por encima del umbral recomendado por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el Anuario de Contaminación de la ciudad, el año pasado los niveles anuales de NO2 registrados en las estaciones de tráfico fueron de 46,5 microgramos por metro cúbico, una cifra superior a los 40 que aconseja la OMS.

El dióxido de nitrógeno afecta a las vías respiratorias y es especialmente peligroso para las personas con enfermedades pulmonares.

Durante los meses de confinamiento por el coronavirus, los niveles de NO2 se hundieron en un 42 por ciento, con lo que la ciudad pudo situarse por debajo de los máximos fijados a nivel internacional.

Sin embargo, con el fin del aislamiento domiciliario la contaminación volvió a repuntar: "en julio ya volvíamos a estar cerca del umbral", destacó en rueda de prensa sobre la ZBE el concejal de Emergencia Climática de la ciudad, Eloi Badia.

"Ni tan solo situaciones como la pandemia del covid-19 y el confinamiento serán suficientes para que este año cumplamos los estándares del aire que nos marca Europa y la OMS, por lo que es necesario que nunca poner en marcha la zona de bajas emisiones", dijo el edil barcelonés.

Con la entrada en vigor de esta zona restringida a ciertos vehículos, las autoridades prevén reducir las emisiones de NO2 en la ciudad en más del 30 por ciento en los próximos 15 años.

UNA LUCHA CONTRA LA POLUCIÓN


El Ayuntamiento de Barcelona cifra en alrededor de 50.000 los vehículos muy contaminantes -un 20 por ciento del total- que no podrán entrar en la ciudad por las restricciones, que de momento se aplicarán de lunes a viernes en horario de 7 a 20 horas.

Las primeras sanciones serán solo para motos y coches, mientras que furgonetas, camiones y autocares podrán ser multados a partir de abril de 2021.

La normativa contempla algunas excepciones, en el caso de vehículos dedicados al transporte de personas con movilidad reducida y de servicios esenciales, como médicos o bomberos, además de personas en situación de pobreza.

Con estas restricciones, las autoridades de Barcelona quieren ponerse al nivel de ciudades europeas como Bruselas, Berlín o Londres en cuanto a la lucha contra la polución del aire.

El objetivo a largo plazo es que el transporte público se imponga al privado, para lo que de forma complementaria se aumentará la frecuencia y la oferta del metro, tranvía y la red de autobuses.

El aumento de las zonas verdes, la pacificación de las calles, la extensión de los carriles bicis o la subida de precios de aparcamientos son otras de las tácticas que se unirán a esta medida en la lucha de Barcelona contra la contaminación.

UNA MEDIDA TAMBIÉN CONTRA EL COVID-19


La pandemia del coronavirus, con sus consecuencias en la salud de los ciudadanos, no hizo más que poner en relieve la necesidad de garantizar la calidad del aire de los espacios urbanos.

"Ahora estamos en una pandemia sanitaria, pero antes no estábamos tampoco en una situación idílica, sino en una situación de emergencia climática en la que todavía estamos y que también pone en peligro nuestras vidas", defendió en su entrevista la alcaldesa de Barcelona.

El Ayuntamiento reivindica la entrada en vigor de la zona de bajas emisiones como otra herramienta para luchar contra los efectos del virus, que ataca especialmente al aparato respiratorio de las personas.

"Nos permitirá afrontar el reto de la contaminación del aire y también del covid-19, ya que como saben todas las enfermedades que tienen afectación en las vías respiratorias se ven agravadas por la contaminación del aire", afirmó Badia.

El responsable de la gestión de la contaminación en Barcelona citó estudios todavía preliminares a nivel internacional que vinculan la facilidad de la propagación del virus a las ciudades con una mayor concentración de sustancias nocivas en el aire.

"En todo caso, sabemos que la sintomatología respiratoria agravante y por lo tanto, si afrontamos una segunda oleada del covid-19 con una mejor calidad del aire, nuestra respuesta a la pandemia será más satisfactoria", concluyó el concejal.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

Last modified on Martes, 15 Septiembre 2020 17:04