Vox propone cambiar el Día de la Mujer por un homenaje a víctimas del coronavirus Unsplash

Vox propone cambiar el Día de la Mujer por un homenaje a víctimas del coronavirus

Feb 22, 2021

El partido ultraderechista Vox propone que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, sea declarado en España como el Día Nacional de las Víctimas del Coronavirus, una maniobra que busca resucitar la polémica posterior a las manifestaciones feministas de 2020.

"Nos hacemos eco del sentir de los españoles para recuperar el 8 de marzo para la dignidad de las víctimas del coronavirus", dijo este lunes en rueda de prensa Jorge Buxadé, portavoz de la formación.

Buxadé señaló que Vox (la tercera fuerza con más representación en el Congreso de los Diputados) tratará de sacar adelante esta propuesta en las Cortes Generales, pero también en los distintos parlamentos regionales y en las corporaciones locales.

Según explicó, la elección del 8-M para conmemorar a las víctimas del covid-19 busca recordar que en 2020 el Gobierno incentivó la participación en las manifestaciones feministas "con la única finalidad de cumplir su agenda ideológica" pocos días antes de decretar el estado de alarma contra el coronavirus.

Las movilizaciones del pasado 8-M (que reunieron a más 100.000 personas solo Madrid) fueron durante meses un arma de polarización política por parte de los partidos de la oposición en España, sobre todo después de que se promovieran acciones legales contra el Gobierno por permitirlas.

La causa del 8-M finalmente fue archivada por falta de indicios delictivos, pero sus diligencias dejaron meses de titulares en contra de la gestión del Gobierno, llegando a incluir la imputación del delegado del Ejecutivo en Madrid, José Manuel Franco, por un posible delito de prevaricación.

Además, por el camino, la causa judicial creó una crisis de primer orden en el Ministerio del Interior tras la destitución de un coronel de la Guardia Civil que remitió a la jueza informes en los que se acusaba al Gobierno de mantener las marchas por intereses políticos pese a existir una alerta sanitaria.

Para llegar a esa conclusión el informe se nutría de recortes de prensa descontextualizados e incluso de bulos circulados por redes sociales o inexactitudes sobre cuándo fue declarada la pandemia por la OMS.

En ese sentido, el informe destacaba que un día antes del 8-M fue suspendido un evento evangelista con 5.500 asistentes, pero obviaba que ese mismo fin de semana se llenaron estadios de fútbol o que incluso Vox celebró un congreso con 10.000 simpatizantes en el Palacio de Vistalegre de Madrid.

Estos informes generaron un gran malestar en el Gobierno, hasta el punto de que Unidas Podemos (socio minoritario del Ejecutivo que encabezan los socialistas del PSOE) llegó a calificar su elaboración como un intento de "lawfare".

Un año después, la propuesta de la Vox para convertir el 8-M en un día de homenaje a las víctimas del covid-19 es un intento de resucitar la polémica.

La propuesta fue respondida por la Ministra de Igualdad, Irene Montero, que publicó un tuit recordando que "a Vox no le gusta el feminismo", por lo que pidió "más feminismo que nunca" para el próximo 8-M.

 

Fuente: Mundo.Sputniknews.com

Last modified on Lunes, 22 Febrero 2021 14:56