Aún no es tiempo para tecnologías en espionaje, opinan defensores de la libertad de prensa

Jul 20, 2021

Ciudad de México.- Una nueva investigación en varios países documenta que el espionaje realizado por la anterior administración de México (2012-2018) utilizando el software Pegasus, tuvo alcance global y debe conducir a una moratoria en el uso de esas tecnologías maliciosas, según defensores de la libertad de expresión.

"Esa investigación demuestra lo que habíamos señalado desde 2017: que el caso de México era la punta del iceberg", dijo en entrevista con Sputnik, el responsable del programa de Derechos Digitales de la organización internacional Artículo 19, Vladimir Cortes.

El vocero de la organización que lleva el nombre del artículo dedicado a la libertad de expresión en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, recordó el llamado que se ha hecho desde las relatorías para la libertad de expresión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) "para que los Estados impongan una moratoria inmediata a la exportación, venta transferencia, uso o prestación de servicios con herramientas de vigilancia desarrolladas por empresas privadas".

Esa moratoria se mantendría hasta que se pueda establecer un régimen de salvaguarda que respeten los derechos humanos, explica.

El 19 de junio de 2017 fue publicada la primera investigación de Artículo 19, Citizen Lab, la Red en Defensa de los Derechos Digitales y Social TIC, recogida por el diario The New York Times.

La misma demostraba el uso de Pegasus, un malware israelí altamente sofisticado y comercializado exclusivamente a gobiernos para espiar teléfonos móviles.

"Ahora vemos que el espionaje con ese malware significa el uso de sistemas de espionaje de una manera indiscriminada sobre periodistas, defensores de derechos humanos y políticos, tiene una escala global", indicó Cortes.

IMPUNIDAD PERSISTE

La nueva investigación realizada por 17 medios de comunicación, con colaboración de las organizaciones no gubernamentales Amnistía Internacional y Forbidden Stories, reveló el 18 de julio pasado que Pegasus fue utilizado por los gobiernos de 11 países, incluido el mexicano.

A los responsables de la organización Artículo 19 les llama la atención que "dentro de esta filtración de más de 50.000 números telefónicos atacados, México sea el principal país que tiene más registros".

Cortés indica que son mexicanos más de 15.000 números que fueron blancos del espionaje, entre los cuales se detectó un 84 por ciento de verificación con rastros de Pegasus, según la verificación de la muestra.

Cuatro años después de la primera investigación "el uso ilegal de Pegasus aún no se ha esclarecido y sigue siendo un obstáculo para el periodismo libre y la defensa de los derechos humanos", lamenta el entrevistado.

Esa herramienta que se instala en los celulares con un mensaje malicioso, permite a los espías acceso a los dispositivos de telefonía electrónica mediante tecnología de espionaje, "vendida exclusivamente a los gobiernos", subraya.

Entre los activistas hay preocupación de que al menos 180 periodistas de 50 países hayan sido seleccionados como objetivos de espionaje por los clientes del israelí NSO Group.

ATAQUE A LA PRENSA Y A OPOSITORES

Cortés advierte del impacto que tiene el uso del programa espía Pegasus sobre el ejercicio periodístico y activistas defensores de derechos humanos.

Preocupa también a los defensores de libertad de expresión que la Procuraduría anterior, remplazada por la actual Fiscalía General de la República, "no haya sancionado ni procesado a personas responsables del espionaje con este tipo de tecnología".

Los activistas han constatado que instituciones del Estado mexicano como la anterior Procuraduría federal, el Ejército y el Centro de Seguridad e Inteligencia Nacional (Cisen) adquirieron este tipo de herramientas y la utilizaron para espiar.

La grave violación de la privacidad de periodistas es una "intromisión en el trabajo de la prensa, permite a los gobiernos extraer ilegalmente información sensible de las fuentes y temas de investigación periodística", subraya.

Lamenta, además, que "obtienen información privada que puede ser utilizada para chantajearles, muestra el riesgo del uso ilegal de una tecnología intrusiva".

PRESIDENTE ESPIADO

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, denunció el martes el espionaje que durante la administración federal anterior con Pegasus también estuvo dirigido contra él y su familia, en particular su esposa Beatriz Gutiérrez Müeller y sus hermanos.

"El llamado a una investigación expedita y puntual es necesario porque preocupa que el Presidente de la República y personas cercanas a él hayan sido espiadas" cuando estuvieron en la oposición, dice Cortés.

Artículo 19 espera que el gobernante "se sume al esfuerzo por clarificar lo que ocurrió, a saber quiénes son los responsables y establecer controles democráticos en la adquisición y uso de estas tecnologías".

La organización reitera el llamado a que continúen las investigaciones federales "para que no quede en un caso de impunidad más en el país, por la transparencia y rendición de cuentas".

En el marco de las prácticas de la Alianza para el Gobierno Abierto las organizaciones civiles quieren continuar impulsando con el Gobierno mexicano "controles democráticos" que permitan poner límites al uso arbitrario e ilegítimo de este tipo de tecnologías.

 

Fuente:https://mundo.sputniknews.com

eitmedia.mx