Científico mexicano estará cuatro años en prisión por espiar a un agente del FBI

Jun 21, 2022
Tras disculparse con el Gobierno de Estados Unidos, el científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes recibió su sentencia en un tribunal de Florida, donde el juez lo condenó a cuatro años de cárcel.
 
Sin la compañía de su familia y sólo acompañado por sus abogados, este bioquímico de amplio reconocimiento internacional reconoció haber espiado a un agente estadounidense por órdenes del Gobierno de Rusia.
 

"Estoy profundamente arrepentido por mis acciones y pido perdón a Estados Unidos. Todos cometemos errores en la vida y este es el más grande de la mía", dijo Cabrera Fuentesantes de que el juez Donald Middlebrooks le dictara su condena en la ciudad de Miami.

 
Las autoridades estadounidenses aseguran que un funcionario ruso lo contrató en mayo de 2019 para tomar fotos a la placa del vehículo de un agente del FBI que tenía información sobre Moscú. A cambio, el funcionario le prometió resolver el estatus migratorio de su esposa rusa.
 
Por ese delito, la corte quería darle una pena de hasta 10 años, pero su buen comportamiento dentro de la cárcel y sus métodos legales de defensa le permitieron acortar la sentencia a cuatro años.
 
"Esta trágica experiencia me enseñó que la libertad y la familia son lo más importante que uno tiene", comentó este investigador originario de Oaxaca y experto en microbiología.
 
Héctor Alejandro Cabrera Fuentes es reconocido en varias latitudes, desde Alemania y Singapur hasta Rusia y Estados Unidos. Es microbiólogo por la Universidad de Kazán (Rusia), ha recibido reconocimientos del expresidente ruso Dimitri Medvédev, es investigador de la Universidad de Giessen (Alemania), de la Universidad Nacional de Singapur y conferencista de la Sociedad Europea de Cardiología.
 
Cuando lo detuvieron el 16 de febrero de 2020 en el aeropuerto de Miami junto con su esposa, los agentes encontraron fotografías de la matrícula del automóvil del agente estadounidense en un teléfono móvil y Héctor fue acusado de espionaje.
 
Al momento de su aprehensión, Cabrera Fuentes era investigador senior en el Centro Nacional del Corazón en Singapur, donde se especializaba en cardiología molecular, según el diario mexicano Milenio.
 
Para que su sentencia fuera acortada, los abogados del científico optaron por sensibilizar al juez Middlebrooks, quien recibió cartas de amigos, familiares y colegas de Cabrera Fuentes. El objetivo era que las autoridades entendieran que el mexicano cometió un error, pero en el fondo es una buena persona y, sobre todo, un prominente investigador cuyo trabajo tiene un impacto directo en diferentes campos de la ciencia y el conocimiento.
 
"Héctor tiene un corazón totalmente generoso y tierno pero también es capaz de hablar con firmeza y verdad cuando la situación lo amerita. Es un líder natural, pero confía demasiado en la gente. Está claro que su exposición mundial lo hace vulnerable a las malas personas para aprovecharse de él y usarlo. Conozco a pocas personas que merezcan más misericordia hoy. Por favor, no dude en ponerse en contacto conmigo", se lee en la carta firmada por el científico Victor Serebruany, que también es su colega de la Universidad John Hopkins.
 
 
 
Fuerte:https://mundo.sputniknews.com
eitmedia.mx